Mis Raíces

Mis Raíces

Mis Raíces

Mis Raíces

Mis Raíces

Nací en Bucaramanga, el 10 de julio de 1962 en el hogar formado por Rafael Ordóñez D ́Costa e Ida Pérez de Ordoñez.  Una familia santandereana tradicional con 8 hijos.   Soy la menor.  Allí recibí con el ejemplo, los principios y valores fundamentales de honorabilidad, responsabilidad, disciplina y respeto.   Están en mi ADN.

Antes de cumplir 19 años, formé un hermoso hogar con José Gabriel Rincón Uribe.  Tenemos 3 hijos, Rafael José, Laura María y Ana María, quienes ya nos hicieron abuelos de María, Gabriel y Macarena.  Nuestra familia es lo más importante en mi vida y ser ejemplo, apoyo y guía de nuestros hijos y nietos, ha sido la principal y más motivante tarea.   Solo gratitud, orgullo y satisfacción sentimos al verlos hoy con sus parejas, profesionales trabajadores y dispuestos a servir a la sociedad.  Como abuela he descubierto los más profundos y emotivos sentimientos y disfruto cada minuto a su lado.

Educación con Valores

Educada en el Colegio de la Santísima Trinidad y la Universidad Santo Tomas de Aquino, soy beneficiaria de una formación excelente.  Siempre tuve un buen desempeño académico y creo que hoy me calificarían como una “nerd”.

Durante la adolescencia sufrí uno de los golpes más duros de mi vida, por la temprana e inesperada muerte de mi papá, pero su recuerdo y enseñanzas permanecen intactos en mis hermanos y en mí.   Mi mamá luchó en su viudez por sacarnos adelante y mantuvo incólume la unidad familiar, tanto que hoy después de su muerte, seguimos tan unidos y solidarios como en nuestra infancia.

Soy Economista de formación básica, graduada con honores en 1986.  En ese momento ya tenía dos hijos y muchas expectativas frente a mi carrera profesional.  Sin duda no es fácil y no lo era casi 40 años atrás, atender a la familia y trabajar intensamente, pero tuve la fortuna de contar con el apoyo incondicional de mi mamá y poder iniciar inmediatamente una carrera que me enorgullece y mediante la cual he inculcado a mis hijos responsabilidad y amor al trabajo.    

Muchos años después volví a la Universidad y obtuve el título de especialización en Servicios Públicos Domiciliarios y recientemente pude avanzar en el nivel académico que había siempre añorado, mi Maestría en Gobierno y Políticas Publicas, cuyo título obtuve casi a los 58 años.  Estoy convencida que la edad no es un factor para negarse a aprender más, y por el contrario, la academia y la experiencia son una excelente combinación.

Las cifras que me avalan

+ 0
Años de experiencia en gerencia
y ejecución Pública
+ 0
Años liderando
proyectos ambientales
+ 0
Años apoyando el liderazgo
de la mujer